Saltar al contenido
Insectos Gourmet

Escorpión Crocanti con Quicos

escorpion crokanti con frutos secos

 Escorpiones rebozados en crocanti de kikos:

¿Arto de las croquetas congeladas que no saben a nada? ¿Las patatas fritas te salen por las orejas? No pasa nada porqué con esta receta de escorpiones rebozados dejarás a tus amigos totalmente sorprendidos. Pero ten cuidado con el veneno del aguijón no tengas algún susto inesperado.

  Para esta receta podemos utilizar dos clases de escorpiones

Escorpión emperador: Esta clase de escorpión es de los que menos veneno tiene.

Escorpión peludo: Esta clase de escorpión es de los más sabrosos debido a que su cascara es más fina.

Ingredientes:

Harina de maíz

Aceite

Suero de leche

Crocanti de kikos

Si compramos los escorpiones vivos deberemos congelarlos al menos 24h para asegurarnos de que estos están muertos.

Primero: Con unas tijeras y mucho cuidado retiramos todos los aguijones de los escorpiones.

Segundo: Preparamos dos recipientes. En uno penemos la harina de maíz con él crocanti de kikos y en el otro el suero de leche. Con unas pinzas de cocina vamos pasando los escorpiones primero por la leche, los dejamos escurrir unos segundos y seguido a la harina de maíz mezclada con el crocanti para que nos queden bien rebozados.

Tercero: En una sartén ponemos el aceite suficiente para cubrir los escorpiones. Cuando notemos que este está caliente vamos introduciéndolos para que se frían bien hasta conseguir que la corteza de harina quede doradita y crujiente.

Con estos dos sencillos pasos tienes tus escorpiones rebozados de crocanti de kikos listos para dejar a tus amigos boquiabiertos. ¡A saborear!

[kkstarratings]